Impresión 3D Actividad

Imagen relacionada¿De qué se trata? El mejor símil es el de una impresora tradicional, de tinta o láser. Mientras éstas ‘pintan’ sobre una superficie plana, generalmente un papel, las impresoras 3D permiten crear modelos tridimensionales partiendo de una creación generada en el ordenador. En vez de tinta nos encontraremos con materiales especiales, generalmente plásticos queImagen 2: Impresora 3D (XYZ) se moldean a altas temperaturas y que al enfriarse se mantienen sólidos.

Estamos acostumbrados al arte bidimensional, sobre una superficie: pintar sobre un papel, por ejemplo. Las impresoras 3D van un paso más allá y permiten, de una forma sencilla, crear modelos tridimensionales. Poner nuestras ideas en un diseño digital, realizado en ciertas herramientas específicas a través de un ordenador, promoviendo no sólo la creatividad sino también la inteligencia espacial.

Utilizar una impresora 3D no será un trabajo manual – como sí puede ser la pintura o la escultura – pero sí mejorará otras aptitudes del alumnado. Como siempre cuanta más libertad les demos, mayor será la creatividad que promoveremos en ellos, y de paso mejorarán su uso de un ordenador y de las herramientas que planteemos.

Podemos dar esa libertad para crear lo que quieran, y por tanto promover la creatividad. O también podemos plantear retos que deberán solucionar con la creación de piezas con la impresora 3D.

Puzles que se resuelven creando la pieza ‘clave’ (deberán diseñarla, imprimirla y probarla para avanzar a la siguiente fase), o prueba trabajo colaborativo en los que cada estudiante cree una pieza que luego, junto con las de otros miembros del equipo, forme un conjunto más elaborado.

Afortunadamente la programación se ha hecho un hueco en la informática básica (ofimática) y junto a la impresión 3D cada vez son más exclusivos los diseños que se pueden crear.